De GinExeltis

Mayo, mes de la concientización sobre la Preeclampsia: “Predecir, Prevenir, Prevalecer”

Mayo, mes de la concientización sobre la Preeclampsia: “Predecir, Prevenir, Prevalecer”

Mayo es el mes de concientización sobre la Preeclampsia, una campaña de comunicación de un mes de duración para crear conciencia sobre este trastorno hipertensivo del embarazo que pone en peligro la vida.

Aún no comprendemos completamente por qué la preeclampsia y otros trastornos hipertensivos ocurren en entre el 5% y el 8% de todos los embarazos. Actualmente, tenemos pocas opciones además del historial médico y de embarazo de la paciente, para ayudarnos a predecir qué pacientes pueden estar en riesgo de padecer preeclampsia. Nuestra única herramienta de prevención es administrar aspirina prenatal a las pacientes de alto riesgo, con la esperanza de poder retrasar o prevenir la aparición de la preeclampsia.

Pero con más investigaciones y mejores prácticas de atención médica, podemos prevalecer sobre la preeclampsia.

En 2020, de acuerdo con cifras de la OMS, cada día murieron casi 800 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto.

Otra cifra importante es que, en 2020, se produjo una muerte materna prácticamente cada dos minutos. Las enfermedades hipertensivas del embarazo representan de las primeras 3 causas de muertes maternas.

El Instituto Nacional de Perinatología “Isidro Espinosa de los Reyes” (INPER) de la Secretaría de Salud, dio a conocer que, en México, la incidencia de la preeclampsia es de 47.3 por cada mil nacimientos.

El parto puede resolver la mayoría de los signos y síntomas de la preeclampsia; sin embargo, la preeclampsia puede persistir después del parto y, en algunos casos, puede desarrollarse de novo en el período posparto. La preeclampsia posparto persistente o de novo ha surgido como un importante factor de riesgo de morbilidad periparto. Los trastornos hipertensivos del embarazo y, en particular, la preeclampsia prematura, también se asocian con un riesgo sustancial de enfermedad cardiovascular (ECV) y enfermedad cerebrovascular a largo plazo.

A pesar de las múltiples líneas de investigación, todavía no podemos predecir, tratar o prevenir adecuadamente la preeclampsia. Hemos adquirido conciencia de que la preeclampsia es un síndrome, no una enfermedad, y que es heterogénea en su presentación y fisiopatología, lo que puede indicar diferentes fenotipos subyacentes, y que el impacto se extiende más allá del embarazo per se.

 

Fuente:

  • https://www.preeclampsia.org/AwarenessMonth
  • Rana S, Lemoine E, Granger JP, Karumanchi SA. Preeclampsia: Pathophysiology, Challenges, and Perspectives. Circ Res. 2019 Mar 29;124(7):1094-1112. doi: 10.1161/CIRCRESAHA.118.313276. Erratum in: Circ Res. 2020 Jan 3;126(1):e8. PMID: 30920918.
  • Myatt L. The prediction of preeclampsia: the way forward. Am J Obstet Gynecol. 2022 Feb;226(2S):S1102-S1107.e8. doi: 10.1016/j.ajog.2020.10.047. Epub 2021 Mar 27. PMID: 33785181.

90