De GinExeltis

Día Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica

Día Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica
  • El Fondo de Población de la ONU (UNFPA) lidera la Campaña Mundial para Erradicar la Fístula, un esfuerzo para transformar las vidas de las mujeres y niñas vulnerables. Esta campaña que lleva ya 20 años representa un compromiso mundial con la prevención de la fístula y el tratamiento holístico, incluida la reparación quirúrgica y la reintegración y rehabilitación sociales. Su objetivo es erradicar la fístula obstétrica para el año 2030. Con ese fin, el tema para el día internacional de este año es “20 años después: ¡progreso pero no suficiente! ¡Actúa ahora para acabar con la fístula para 2030!”

    La fístula obstétrica es una lesión de parto traumática que despoja a una mujer o niña de su salud, derechos y dignidad. Es un orificio entre el canal del parto y la vejiga que provoca incontinencia urinaria, o un orificio entre el canal del parto y el recto que origina falta de control sobre las heces.

    La principal causa es un parto obstruido o prolongado. La presión continua de la cabeza del bebé contra la pelvis de la madre interrumpe el flujo sanguíneo, lo que ocasiona necrosis del tejido y el orificio que queda se denomina fístula.

    Es una de las causas de muerte materna (8%) y además, 90% de los casos termina en mortinatos. Se estima que 500,000 mujeres y niñas en más de 5 países de África subsahariana, Asia y el Pacífico, Estados Árabes, América Latina y el Caribe viven con fístula y cada año tienen lugar miles de casos más.

    Aunque el tipo más común consiste en un orificio entre el canal del parto y la vejiga (llamada fístula vesicovaginal), otros tipos son: la fístula rectovaginal,uretrovaginal, ureterovaginal y vesicouterina.

    Las fístulas iatrogénicas, se originan durante procedimientos ginecológicos (por ejemplo, histerectomía) y cesáreas debido a una atención médica y formación o conocimientos quirúrgicos de baja calidad. La violencia sexual también puede provocar fístulas traumáticas.

    Las consecuencias físicas, sociales y psicológicas son devastadoras para las mujeres que sufren esta enfermedad, sin contar que pueden desarrollar infecciones, úlceras, enfermedad renal, infertilidad e incluso morir.

    El olor de las continuas pérdidas aísla a las mujeres, a las que se suele avergonzar y estigmatizar, abandonadas por sus amigos y familias y excluidas de sus comunidades. Padecen depresión y pensamientos suicidas y otros problemas de salud mental. Privadas de oportunidades de empleo, se ven empujadas a la pobreza y vulnerabilidad.

    Aunque 95% de las fístulas son tratadas por cirugía, el tratamiento suele ser costoso y la mayoría de las pacientes son de escasos recursos. La UNFPA ha financiado más de 121,000 reparaciones desde el año 2003 y ha participado en la formación de médicos para prevenir y tratar la fístula.

    Además de estas medidas, tendrían que hacerse esfuerzos por mejorar el acceso a planificación familiar, tener matronas certificadas y una adecuada atención obstétrica de emergencia. También el abordar los factores sociales que contribuyen a la fístula como los embarazos infantiles, educación de las niñas, forman parte de l plan de acción de la Campaña para Erradicar la Fístula Obstétrica.

     

    Fuente:

    https://www.unfpa.org/es/news/5-cosas-que-quizas-no-sabias-sobre-la-fistula-obstetrica

    https://www.un.org/es/observances/end-fistula-day

215