De GinExeltis

Impacto de la menopausia en mujeres con Lupus Eritematoso Sistémico

Impacto de la menopausia en mujeres con Lupus Eritematoso Sistémico

La transición a la menopausia es un periodo de cambios a nivel endocrino caracterizados por la disminución de estrógeno y aumento en los niveles de hormona folículo estimulante, así como otros cambios como la disminución en la densidad mineral ósea, alteración en perfil de lípidos, pérdida de masa muscular, incremento en masa grasa y aumento en niveles de inflamación. Por lo tanto, es común que se desarrollen enfermedades crónico-degenerativas incluyendo la hipertensión, diabetes y osteoartritis durante esta etapa en la vida de la mujer. Ya es bien conocido que la menopausia en sí misma representa un incremento en el riesgo cardiovascular para la mujer.

Por otro lado, además de estas enfermedades crónicas, muchas mujeres atraviesan la transición menopáusica con enfermedades autoinmunes. La menopausia junto con la disminución en los niveles de estradiol induce cambios en la función inmunológica, incluyendo el incremento en la producción de citocinas proinflamatorias como interleucina 1, 6 y el factor de necrosis tumoral α, así como disminución en las citocinas antiinflamatorias, por lo tanto, crea un ambiente inflamatorio a nivel sistémico. Estos cambios hacen que la transición menopáusica sea un periodo particularmente vulnerable para aquellas mujeres con una enfermedad autoinmune, ya que podría agravarse su condición clínica.

El Lupus eritematoso sistémico (LES) se caracteriza por tener periodos de actividad y síntomas que varían en frecuencia, duración y severidad. Para las mujeres diagnosticadas con LES antes de la transición menopáusica, la menopausia suele traer efectos benéficos y disminuir la actividad lúpica. Después de la menopausia, ya sea natural o quirúrgica, muchas mujeres con LES reportan disminución en la frecuencia de actividad. Sin embargo, a pesar de que en general disminuye la actividad lúpica, la menopausia también se ha asociada con una afectación mayor por la actividad lúpica; es decir, las mujeres postmenopáusicas pueden experimentar mayor daño a nivel orgánico asociado con un brote de la actividad y tener una afectación mayor de acuerdo con el índice publicado por el Colegio Americano de Reumatología. Todavía no está claro si este incremento en la severidad se debe a la duración de la enfermedad o al ambiente endocrino. Sin embargo, se ha observado que la administración de estrógeno exógeno no incrementa el riesgo de brotes de actividad más severos. Aún se requieren más estudios para entender del todo la historia natural del LES en mujeres que atraviesan la transición menopáusica y de cómo se comporta la transición menopáusica en mujeres con LES.

Fuente:

 

  1. Karvonen-Gutierrez CA, Leis A. Impact of menopause on women with systemic lupus erythematosus. 2021 Dec; 154:25-30.
  2. B. Urowitz, D. Ibañez, D. Jerome, D.D. Gladman, The effect of menopause on disease activity in systemic lupus erythematosus, J. Rheumatol. 33 (11) (2006) 2192–2198.

277