De GinExeltis

La deficiencia de vitamina D y complicaciones obstétricas

La deficiencia de vitamina D y complicaciones obstétricas

En la mayoría de los países, hay una alta prevalencia de deficiencia de vitamina D, desde etapas muy tempranas de la vida, lo que representa un problema de salud pública. Las únicas fuentes de vitamina D son la exposición a la radiación solar UV, y los alimentos, aunque son pocos los alimentos que la contienen en suficiente cantidad.

La vitamina D circula unida a la proteína transportadora de vitamina D, que es hidroxilada por el hígado en 25-hidroxi-vitamina D y luego por el riñón por la 1-alfa-hidroxilasa en 1-25-dihidroxivitamina D, que es el metabolito activo. También hay una producción activa de vitamina D por otros órganos además del riñón.

Además del clásico impacto de la vitamina D sobre la homeostasis en la salud ósea, la vitamina D también permite una regulación muy selectiva de genes involucrados en los procesos del sistema cardiovascular, metabolismo de glucosa, diferenciación celular e inmunorregulación. 

Existe controversia respecto a los niveles óptimos de vitamina D. En general, los niveles debajo de 20 ng/mL son considerados deficiencia, pero la Sociedad de Endocrinología Americana y otros grupo consideran la insuficiencia con niveles de 20-29 ng/mL, y más de 30 ng/mL como niveles suficientes. En años recientes, la relevancia de los niveles de vitamina D ha incrementado, no sólo durante la gestación sino antes, debido a su rol potencial sobre la fertilidad.

Varios estudios han asociado la deficiencia de vitamina D con un riesgo de parto prematuro. En un estudio, por ejemplo, se observó que las mujeres con embarazo menor de 35 semanas y niveles de vitamina D menores a 20 ng/mL, tenían 1.8 veces más de riesgo de parto prematuro en comparación con las que tenían niveles mayores de 30 ng/mL y que este riesgo era 2.1 veces mayor en mujeres con niveles de vitamina D debajo de 12 ng/mL.

En cuanto a otra de las grandes complicaciones del embarazo como lo es la Diabetes Gestacional, en un estudio realizado por Sadeghian y colaboradores, concluyeron que por cada 4 ng/mL de incremento en los niveles circulantes de vitamina D, disminuía el riesgo de Diabetes Gestacional aproximadamente un 2% y que el riesgo de desarrollar DG incrementaba 29% para las mujeres con niveles más bajos de 25-OH-vitamina D. En otros estudios incluso evaluaron la suplementación de vitamina D en mujeres con DG establecida y redujo significativamente los niveles de glucosa en ayuno, la concentración de insulina e índice de HOMA. Las posibles acciones por las que la deficiencia de vitamina D influye en el riesgo de DG no están claras, pero se cree que tiene acciones a nivel de las células beta pancreáticas y resistencia a la insulina.

Finalmente, dado que los receptores de vitamina D están presentes en células de músculo liso y músculo esquelético, se ha propuesto que su deficiencia pudiese causar aumento en la tasa de cesáreas al reducir la fuerza de la contractilidad muscular. Se ha descrito que en mujeres con niveles de 25-OH-vitamina D mayores a 30 ng/mL tienen mejor desempeño del suelo pélvico. Para las mujeres de más de 20 años, el riesgo de disfunción pélvica se reduce un 6% por cada 5 ng/mL de incremento en los niveles de vitamina D, y alrededor de 8.6% para las mujeres de más de 50 años. Durante el embarazo, el fortalecimiento del suelo pélvico mejora el control muscular, previene la incontinencia urinaria durante y posterior al nacimiento y en general tiene efecto benéfico para la progresión del trabajo de parto. La deficiencia de vitamina D durante el embarazo puede influir en el aumento de cesáreas por la disminución en la fuerza muscular a nivel del suelo pélvico y podría ser causa de un trabajo de parto más largo y complejo. Sin embargo, los estudios científicos al respecto aún son en ocasiones contradictorios, ya que además de ser pocos, el grado de evidencia es pobre y aún no hay suficientes pruebas para establecer la asociación entre la vitamina D y el riesgo de cesárea.

 

Fuente:

  • Mansur JL, Oliveri B, Giacoia E, Fusaro D, Costanzo PR. Vitamin D: Before, during and after Pregnancy: Effect on Neonates and Children. Nutrients 2022, 14, 1900.
  • Loy SL, Lek N, Yap F, Soh SE, Padmapriya N, Tan KH, Biswas A, Yeo GS, Kwek K, Gluckman PD, Godfrey KM, Saw SM, Müller-Riemenschneider F, Chong YS, Chong MF, Chan JK; Growing Up in Singapore Towards Healthy Outcomes (GUSTO) study group. Association of Maternal Vitamin D Status with Glucose Tolerance and Caesarean Section in a Multi-Ethnic Asian Cohort: The Growing Up in Singapore Towards Healthy Outcomes Study. PLoS One. 2015 Nov 16;10(11): e0142239.

386