De GinExeltis

La Hiperémesis Gravídica y sus consecuencias

La Hiperémesis Gravídica y sus consecuencias

La Hiperémesis Gravídica (HG) es la presentación más grave de las náuseas y vómitos en el embarazo. Con síntomas tan severos que llevan a la pérdida de peso, deshidratación, alteración en la calidad de vida e incluso riesgo de muerte. De hecho, hasta antes de que se introdujera la hidratación intravenosa en 1950, era una causa común de mortalidad materna.

Aunque afecta hasta el 1-2% de los embarazos a nivel mundial, la etiología aún es poco clara y se atribuye a una causa multifactorial. Estudios recientes han implicado los genes GDF15 e IGFBP7 en su etiología y por tanto la historia familiar de HG es uno de los factores de riesgo más comunes, además de que es común la recurrencia en embarazos posteriores. Otro de los factores de riesgo es el embarazo múltiple. Antes también se consideraba que la HG podía estar asociada a causas psicosociales y desafortunadamente esta teoría trajo consigo muchos estigmas y factores para un manejo inadecuado. En una revisión sistemática de 59 estudios sobre depresión y/o ansiedad en el embarazo y su asociación con la HG, se observó que más bien estos trastornos son consecuencia de la misma HG y no causa.  La otra creencia de que la HG es auto limitada y que no tiene consecuencias a largo plazo también es incorrecta. En la siguiente tabla se resumen los efectos adversos maternos y fetales de la HG

Consecuencias de la Hiperémesis Gravídica

 

Físicas/metabólicas

Muerte

Pérdida de peso

Trastorno hidroelectrolítico

Deficiencias de micronutrientes

Anemia

Debilidad muscular

Estreñimiento

Alteraciones hepáticas y de vesícula biliar

Falla renal

Psicológicas

Ansiedad, depresión, aislamiento social

Problemas con la relaciones personales

Pérdida de memoria

Miedo a nuevo embarazo

Considerar terminar el embarazo

Pérdida de confianza en el personal de salud

Estrés postraumático

 

Económicas

Ausentismo laboral

Disminución de ingreso económico

Posparto

Depresión posparto

Problemas para la lactancia

Migraña

Reflujo gastroesofágico

Náusea crónica

Fetales

Muerte fetal / neonatal

Parto pretérmino

Feto pequeño para edad gestacional

Bajo peso al nacer

Trastornos del espectro autista

Trastornos del neurodesarrollo

Alergias, intolerancia a la lactosa

Enfermedades crónicas respiratorias e infecciones

 

A pesar de que es una condición del embarazo que tiene consecuencias graves para el binomio, es una enfermedad que ha sido sub estudiada en los ensayos clínicos. Por ejemplo, a pesar de que tiene una prevalencia similar a la Diabetes tipo 1 en el embarazo, recibe menos fondos para investigación.

Al no tener una causa definitiva, el manejo de la HG se enfoca en el alivio de la sintomatología y prevención de complicaciones. La primera línea es el manejo con antieméticos, hidratación y cambios dietéticos. Se recomienda realizar tamizaje para enfermedad tiroidea. El manejo médico puede llegar a ser un reto ya que no siempre hay respuesta al primer antiemético utilizado y se tiene que “escalar” el tratamiento, considerar hospitalización para reposición hidroelectrolítica y uso de fármacos intravenosos. La mayoría de los antieméticos son seguros de usar en el embarazo, además de los fármacos inhibidores de la bomba de protones como antiácidos. En las pacientes que ameriten el uso de ondansetrón se debe de considerar el uso de laxantes debido a que el estreñimiento suele ser une efecto secundario común.

Finalmente, el estar preparados con actualizaciones sobre su diagnóstico, manejo y prevención, es la forma en que podemos limitar el daño nutricional que tiene esta patología tanto en la madre como en el feto.

Fuente: Maslin, K., & Dean, C. (2022). Nutritional consequences and management of hyperemesis gravidarum: A narrative review. Nutrition Research Reviews, 35(2), 308-318.

779